Rétromobile 2018: Citroën celebra los 70 años del 2cv, los 50 del Mehari y prepara su centenario

Hasta el próximo domingo 11 de febrero, se celebra en París el Rétromobile 2018. Citroën homenajea a 2 modelos icónicos: el 2CV, que festeja su 70 aniversario y el Méhari, que cumple 50 años. La clave: viajar en el tiempo y sumergirse en los recuerdos de la infancia.

Rétromobile

TPV, el antepasado del 2CV (1939)

Precursor del 2CV, el proyecto TPV (del francés ‘Toute Petite Voiture’) nació en 1936. Su objetivo era hacer del automóvil un producto para todo el mundo. Sencillez, frugalidad e ingenio debían combinarse para transportar 4 personas 50 quilos de patatas o un barril, a una velocidad máxima de 60km/h. El resultado fue un automóvil que pesaba 370 kg en vacío y su coste suponía un tercio del 11CV.

En 1939, unos 250 modelos de pre-serie estaban listos para el Salón del Automóvil de París, pero se declaró la 2ª Guerra Mundial. Todos estos vehículos se destruyeron o se escondieron. Solo 4 han llegado a nuestros días. El modelo restaurado que se puede ver en Rétromobile. Los otros 3 fueron encontrados en 1994 en el granero inaccesible de una granja situada en el Centro de Pruebas Citroën en La Ferté-Vidame.

Rétromobile: mehari

 70 años de 2cv, un mito popular

Salón de París de 1948. El Citroën 2CV es desvelado frente al presidente de la República, Vincent Auriol, y deja con la boca abierta a la multitud. Unos se ríen de su original silueta y otros ven en él todas las cualidades aún carentes en muchas modelos. Destacando la sencillez, ligereza, agilidad, confort y versatilidad. Desde los primeros días, el número de pedidos da la razón a la marca y a sus diseñadores visionarios.

André Lefebvre, director de la Oficina de Diseño de Citroën, equipa al 2CV con una serie de tecnologías ingeniosas para la época: tracción delantera, suspensión flexible de gran recorrido o motor de dos cilindros refrigerado por aire.

El Citroën 2CV se convierte en un auténtico fenómeno social. Desde su lanzamiento hasta 1990 se han vendido más de 5,1 millones de unidades. Y todavía hoy, el “Dos Caballos” sigue siendo un icono de la historia del automóvil.

Rétromobile: mehari y 2CV

 50 años del Mehari, el inconformista

 Mayo de 1968. Al tiempo que toda una generación se manifiesta en las calles de París reclamando más libertades, Citroën desvela un modelo orientado al ocio: el Méhari. Un cabriolet atípico, construido sobre la plataforma del Dyane 6. Su asombrosa presentación (fresca, desinhibida y sin pretensiones) consigue revolucionar los códigos de los descapotables tradicionales.

Versátil, práctico y económico, el Citroën Méhari es el aliado perfecto para cualquier escapada junto al mar gracias a su ingeniosa carrocería realizada en plástico ABS que lo hace muy ligero (525 kg). Este pequeño Citroën alcanza inmediatamente un gran éxito, ya que es muy fácil de utilizar por su modularidad y presenta una imagen que irradia optimismo gracias a sus colores pop.

Símbolo de libertad y del arte de vivir de un modo sencillo y despreocupado, el Citroën Méhari se convierte rápidamente en un fenómeno social. Se fabricó durante casi 20 años, hasta 1987, alcanzando las 145.000 unidades.

Rétromobile: nostalgia del 2CV y del Méhari con dos obras originales

Tanto el 2CV como el Méhari a menudo se asocian con los recuerdos de la infancia de toda una generación. Ahora, los aniversarios de estos dos iconos automovilísticos también se celebran a través del arte. Cada modelo se ha magnificado, pieza por pieza, a través de dos obras monumentales firmadas por Stéphane Gillot. Las obras de Stéphane Gillot están hechas a escala 1:1 y con auténticas piezas de recambio cargadas de historia.

En Rétromobile, Citroën presenta la visión del artista del icónico Méhari y su última creación con el 2CV. Son alegorías de la infancia, una visión distinta y magnificada de los dos modelos.

Otros modelos para viajar en el tiempo

En esta edición de Rétromobile, Citroën también muestra que no ha perdido nada de su creatividad y de su visión de libertad en el automóvil al exponer su último modelo: el SUV compacto Citroën C3 Aircross. Además, gracias al apoyo de los clubes de coleccionistas de Citroën, se exhibirán otros modelos icónicos de la marca. Toda una oportunidad para los visitantes de realizar un viaje en el tiempo, desde los años 30 a los 70.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *