Consejos para conducir con nieve de forma segura

Como cada año, ya están aquí las heladas, los temporales, las temperaturas bajas y la nieve. ¡Ay la nieve!, tan esperada por los amantes del esquí y tan temida por los conductores. Las primeras nevadas ya han caído y tenemos que extremar al máximo las precauciones al volante. Si irremediablemente te pilla una nevada en medio de la carretera, sigue estos consejos para conducir con nieve o hielo. Así sabrás reaccionar y moverte por la calzada de la forma más segura posible.

Consejos para conducir con nieve de forma segura

La conducción suave es la clave

Con nieve en la carretera te recomendamos conducir de forma suave. Mueve el volante con suavidad, reduce la velocidad y evita a toda costa dar volantazos que te harán perder el control del coche. Y no te olvides de pisar el pedal del acelerador con mimo. También es mejor conducir con marcha largas para evitar la pérdida de tracción.

Un punto importante a tener en cuenta es la distancia de seguridad. Tienes que extremar la precaución y dejar una distancia prudencial con el coche que llevamos delante porque con el suelo nevado la distancia de frenada es mayor y así evitarás una posible colisión. Por último, evita seguir el camino de las rodaduras que han hecho otros vehículos. Muchos pensaréis que de esta manera evitáis pisar la nieve, pero es un error. En las rodaduras que han hecho los otros vehículos se acumula mucho más hielo y al pasar por encima aumenta el riesgo de patinar.

Consejos para conducir con nieve de forma segura

Cadenas o neumáticos de inviernos para conducir con nieve

Si viajas a zonas de nieve, es importantísimo llevar en el coche un juego de cadenas. Antes de utilizarlas, aprende a ponerlas así evitarás problemas y sustos de última hora. Recuerda que van en el eje que transmite la fuerza del motor. Si las cadenas metálicas te parecen demasiado complicadas de poner, una buena opción son las de tela. Estas son más fáciles de guardar y sobre todo de poner.

Los neumáticos de nuestro vehículo son fundamentales tanto en verano como en invierno. Si vivimos en zonas dónde nieva habitualmente, lo mejor es montar los neumáticos de invierno. Estos neumáticos se adhieren perfectamente al asfalto porque evacuan mejor el agua. Estos neumáticos se identifican con las siglas M+S (nieve y barro) y sustituyen a las cadenas.

Además de traccionar mejor, estos neumáticos son más efectivos en las frenadas, manteniendo el coche en la calzada y conservando la estabilidad en las curvas. Pero no olvidemos que tenemos que conducir con suavidad. Aunque llevemos los neumáticos de invierno no será lo mismo que conducir con condiciones medioambientales favorables. Tampoco olvides llevarlos a la presión adecuada, es imprescindible.

Consejos para conducir con nieve de forma segura

Prepárate antes de salir de viaje

Antes de salir de viaje en invierno revisa la previsión meteorológica e infórmate de los partes de nieve. De esta manera podrás anticiparte y cambiar la ruta o equipar tu coche con todo lo que necesites para hacer frente a la nieve.

En invierno, también es importante controlar los niveles del coche, sin olvidar el anticongelante. Otros elementos del vehículo que se tienen que revisar antes de salir de viaje son los discos de freno, las pastillas, los limpiaparabrisas y la batería del coche. Procura tener el depósito siempre lleno de combustible y así, si te quedas atascado, podrás encender la calefacción del vehículo.

También te recomendamos llevar ropa de abrigo o alguna manta. Y si la situación se complica, lleva algo de comida y agua. Las barritas de muesli se pueden convertir en tus grande aliados para este tipo de situaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *